Mercado de Época

Los mercados de época constituyen un elemento dinamizador del mundo artesanal, asociativo, cultural y  artístico y también un impulso para el comercio y la hostelería de la localidad en la que se celebren y su ámbito de influencia, contribuyendo al intercambio cultural y a la convivencia, convirtiéndose en un atractivo turístico de carácter nacional e internacional.

Publicaciones Relacionadas